El fenómeno PODEMOS y el Partido Democrático Italiano; Matteo Renzi

A bombo y platillo todos los medios en España, se ocupa del “fenómeno” PODEMOS, y dejan pasar por la razón que sea el otro fenómeno italiano, Matteo Renzi, con 39 años el Presidente de la República Italiana. El PD es un partido que nació de la reunión de los grupos de tres principales partidos políticos de la historia republicana italiana, el Partido Comunista Italiano, la Democracia Cristiana y el Partido Socialista Italiano. A partir de estos ha heredado la cultura socialdemócrata y social cristiana, que, junto con algunos de sensibilidad socialista y socialiberal y medioambiental, constituyen la plataforma ideológica del partido.

Sus diferencias son notables a la comparación que podría existir en una alianza de partidos de izquierdas español, su principal razón entre otras, no tienen en mente ni por asomo, el credo bolivariano y han abandonado el marxismo. El centroizquierda italiano por tanto se contrapone no sólo a la derecha sino también a dichos posicionamientos de extrema izquierda, como por ejemplo el comunismo. El término centroizquierda nació a principios del siglo XX para describir las ideologías políticas cercanas al socialismo, pero que aceptaban numerosos aspectos de la organización social del sistema capitalista, aunque a partir de la época de la caída del Muro de Berlín ha sido usada más por los promotores del “capitalismo con rostro humano” o el “capitalismo popular”; y ha reemplazado así al término “izquierda moderada”.

El PD, salió ileso de las elecciones europeas, muy al contrario su partido que gobierna en coalición con el centro derecha, logró una victoria aplastante, 41% de los votos, techo nunca alcanzado por la izquierda italiana.

Renzi,  dijo; pediré a los senadores que voten su propia aniquilación, una de sus primeras iniciativas, eliminar la Cámara baja, suprimir las provincias-equivalente a nuestras Diputaciones, 3000 cargos suprimidos de un tirón, recorrió Italia en una auto caravana en 2.012, tan pronto se ha convertido en Primer Ministro, prometió y en vías de hacerse; una reforma laboral, fiscal y social, cambiar la Ley electoral, ha suprimido vehículos oficiales, el mismo se desplaza en un Smart, se opone a las medidas de austeridad impulsadas por Merkel, argumenta que el Estado tiene la responsabilidad de ayudar a los trabajadores, a los parados, a los pobres, no ha parado su término acuñado de quitar privilegios a la casta italiana.

El deseo de Renzi es poner fin a una situación percibida por la inmensa mayoría de la población directamente como indecente y, sobre todo, ahorrar a las enflaquecidas arcas públicas  al fijar un techo máximo a los salarios de los dirigentes de empresas públicas y reajustes políticos  “algunos dirigentes ya han puesto el grito en el cielo, como por ejemplo el administrador delegado de Trenitalia, Mauro Moretti, cuyo sueldo pasará a ser de 655.250 euros brutos al año en lugar de los 873.666 que hasta ahora se metía en el bolsillo”. (Mientras en Iberdrola por ejemplo se llevan más del millón, además de primas y planes de jubilación)

Las diferencias políticas de Italia y España, no son tantas en cuanto a corrupción y casta se refiere, si bien según los informes de la propia Comisión Europea “nos sitúa” a la cabeza de la UE. España va por delante de la corrupción política a Italia y el organigrama de gastos partidistas y privilegios,  son muy similares pero todo indica que las cosas están cambiando en buen rumbo en Italia.

Italia no tiene el problema añadido que tiene España, el secesionismo, al alcanzar el poder los Socialistas por el 11 M  y todos sabemos que no es un caso cerrado, le permitió gobernar, destrozar España, perder prestigio y respeto internacional, pero sobre todo hizo todo lo posible para dividirnos, etapa que ya estaba superada, resucito un pasado que todos dábamos por enterrado, salvo algunos nostálgicos de ambos lados (rojos y azules) su discurso neutralizar al “competidor” por el discurso fácil, permitiendo la altanería secesionista, terrorista y de izquierdas, que este “competidor” hoy en el gobierno no ha sabido neutralizar, pero da igual no hay un solo partido político hoy que forme parte del Congreso esté libre de culpa de la corrupción galopante y de la justicia secuestrada, con favores inmensos al poder bancario, pagando unas deudas que no nos corresponden, mientras que los ciudadanos hemos soportado todos los ajustes, ellos ni uno por que tenemos una estructura de Estado insostenible.

La mayoría de las fuerzas políticas de la centroizquierda son básicamente socialdemócratas y están a favor del estado del bienestar. Muchos partidos de centroizquierda (como el Partido Laborista del Reino Unido) en sus orígenes defendían el llamado “Socialismo democrático”, que era la transición pacífica y gradual a una economía socialista dentro del sistema democrático de los países occidentales capitalistas (en oposición al cambio violento y revolucionario acompañado de dictadura que suponía el comunismo).

Sin embargo, con el paso del tiempo estas fuerzas comenzaron a renunciar al objetivo de socializar la economía, especialmente tras los problemas económicos experimentados por algunas economías centralizadas de los países del bloque soviético. La caída del Muro de Berlín aceleró el proceso por el cual los partidos socialistas democráticos renunciaban al marxismo e integraban como supuesto ideológico básico la defensa de la economía de libre mercado.

¿Pero y en España?  tenemos una izquierda que no renuncia a su discurso del siglo XIX adulan los regímenes bolivarianos y castristas, ¿eso es lo que quieren para España? la izquierda que gobierna un municipio Marilaneda, el Sr. Gordillo, eso que es solo alcalde, he ahí un ejemplo, ¿y que hacen para impedir la corrupción en los gobiernos que forman coalición, como el de Andalucía nada, absolutamente nada, si no participar y consentir, pero lo más impresentable, ningún partido de los que se sienta en el Congreso hacen nada para impedir la corrupción, ni la separación de poderes, una justicia libre e independiente. Y como a esta izquierda que no les importa España, no dudaran en desmembrarla llevándonos a un Estado federal y confirmación del separatismo.

Ahora que el PSOE,   está roto vemos que quieren recuperar al igual que el PP sus votantes tradicionales, el PSOE acercándose a un discurso en el que cualquiera de los aspirantes para liderar el PSOE, no tienen un discurso muy distinto, que la prostituida Constitución necesita una revisión, como dijo “aquel”  no la conocerá ni la madre que la pario ¿Pero qué Constitución nos presentarían? ¿Qué opciones nos darían?

Daría igual fuésemos República que Monarquía, siempre que se acabaran los privilegios políticos partidistas, que no se abusara de los PGE en miles de millones de subvenciones a los afines, una nueva ley de partidos y del sistema electoral, limite salarial a los “empleados” de las empresas del IBEX y cargos bancarios, limitación de tiempo para ocupar un cargo en estas empresas al dejar un cargo político y sobre todo una justicia libre en independiente.

Con la organización de Izquierda Unida, no hay duda de que Podemos  puede ganar en las urnas al PSOE. Pero si a Podemos e IU se le añade la organización del PSOE, la Izquierda puede llegar al Poder, naturalmente que sí, el año que viene. Y para quedarse. Porque no estaríamos ante una alianza de izquierdas “europea” y menos Italiana, cuya base fuera el centro, el PSOE, sino ante un Frente Popular al estilo clásico de los años 30, cuya núcleo de poder real, no siempre visible ante la gente, y cuya organización sindical y territorial, intimidatoria si no violenta, fuera como la cubana de los CDR que ya han copiado los “círculos” de Podemos.

Si en Italia han sido capaces de llegar acuerdos de gobierno, entre la izquierda y derecha de centro, ¿en España sería posible? ¿Y qué pasa con Felipe VI? Lo único que une a Felipe VI con su pueblo es que tenemos el mismo enemigo común: los políticos y sus antidemocráticos partidos. El gran peligro del nuevo monarca es caer, como hizo su padre, en las redes de la casta y comportarse como un rey secuestrado por los políticos. Es muy difícil que Felipe pueda evitar esa red enorme de baba y de pegamento pelota y servil que saben tejer los políticos, sobre todos aquellos que odian a España, como los secesionistas vascos y catalanes, y los que se alimentan del saqueo y el privilegios, ajenos al pueblo y a la democracia. La única vía para que la Corona se salve es forjar una alianza con los ciudadanos, que son la parte sana de la nación, nunca con los políticos, que son el cáncer y la escoria.

Para que España fuera lo que millones de españoles de todos los espectros votantes, necesitaríamos una nueva Constitución que no la conozca ni la madre que la pario.

 

 

Anuncios

Acerca de Mortalcontribuyente

Por una clase política justa y honrada: Cuando advertimos que para producir necesitamos obtener autorización de quienes no producen nada; cuando comprobamos que el dinero fluye no hacia quienes trafican con bienes, sino con favores; cuando percibimos que muchos se hacen ricos por el soborno y la influencia política y no por el trabajo, y que las leyes no nos protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos quienes están protegidos contra nosotros cuando reparamos en que la corrupción es recompensada y la honradez es un auto sacrificio, entonces podremos afirmar, sin temor a equivocarnos, que nuestra sociedad está condenada”.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s